Por temor a la suba del dólar y de la inflación, el Banco Central fue cauto con el recorte de la tasa

Por temor a la suba del dólar y de la inflación, el Banco Central fue cauto con el recorte de la tasa

Cambios en la economía
Fue de 75 puntos básicos y la dejó en 28%. Había quienes esperaban un recorte de más de 100 puntos. Se espera que el proceso a la baja siga en los próximos meses.



Pese a los pedidos del Gobierno y de algunos empresarios de bajar fuerte las tasas de interés, Federico Sturzenegger bajó ayer la tasa de referencia de la política monetaria en 75 puntos y quedó en 28%.

La decisión no sorprendió al Gobierno. Algunos funcionarios del gabinete económico evaluaban ayer por la mañana que Sturzenegger hiciera una demostración de poder y autonomía mediante la tasa manteniéndolas prácticamente sin cambios.

Luego de lo debilitada que había quedado su imagen para los operadores de la city porteña en la conferencia de prensa del 28 de diciembre donde se oficializó el cambio en las metas de inflación, Sturzenegger bajó las tasas en una magnitud menor a la que esperaba el mercado -algunos veían un recorte de casi 150 puntos-. Además, desde que se anunció la recalibración de las metas de inflación habían subido las expectativas de inflación y del precio del dólar. De ahí también el movimiento leve de las tasas de ayer para evitar agregar más ruido a esas variables.

Por su parte, en el Palacio de Hacienda dijeron a este diario que el cambio en la tasa "es una decisión del BCRA. Nosotros ponemos la meta de inflación del 15%, cómo llega a esa, lo establece el Central. No nos parece ni mucho ni poco, la meta está puesta y el camino para lograr ese objetivo lo determina el BCRA”.

Para los operadores financieros y economistas la baja fue testimonial y por eso anticipan que el cambio no tendrá efectos en la plaza local. Pero en la city rescataban la señal que implica aunque sea mínima que se haya decidido la baja. "Bajo menos de lo esperado pero la baja sirve igual, por la tendencia que marca. Hay que esperar la inflación core (núcleo) de enero para ver cuál puede ser la baja de febrero. Yo hubiese bajado más, pero cada uno sigue su libro", dijo a Clarin Gabriel Martino, CEO del HSBC.

Coincide Martín Redrado, director de Fundación Capital: "La baja refleja cambio en política monetaria reconociendo que la tasa no es el único instrumento para bajar la inflación. El BCRA inicia un sendero de baja de tasas, hay que ver la tendencia. Son meses de inflación alta y el BCRA debe mantener credibilidad".

Para Juan Nápoli, presidente del Banco de Valores."Esperaba el doble de baja de tasa. Creía que con el mensaje de la semana pasada del cambio de metas, la rebaja iba a ser más marcada".

Pese a la sorpresa, en el mercado financiero local entienden que un recorte de tasas no es simple de aplicar con una inflación alta no sólo en diciembre (para el Gobierno cerró 2017 en el 24%) sino también para los primeros dos meses de este año.

"La rebaja que hizo el BCRA está en línea con lo que puede ser la tasa de inflación actual y esperada, no disminuyó sustancialmente pero tampoco tenía mucho margen para bajar más porque estamos transitando un pico inflacionario", dijo a este diario Daniel Marx, ex secretario de Finanzas de la Nación y director ejecutivo de Quantum Finanzas. "Si bien es cierto que había subido demasiado la tasa antes, este no era el momento para bajarla. Lo importante es mostrar un plan coherente en el manejo de las herramientas de la política económica, no una puja para ver quien ganó con esta decisión".

La plaza local operó en los últimos días dando por sentado una rebaja en las tasas como la que experimentaron las Lebacs de hasta 300 puntos básicos en los últimos días. Por eso el dólar pegó un salto esta semana y el lunes rozó el máximo histórico cuando al mediodía se vendió a $19,45. Pero ayer, otros recalcularon y especularon con un escenario de mínima baja por eso el billete finalmente se desinfló y bajó seis centavos a $19,28.

"Así como se mide la inflación para evaluar las tasas, también debe medirse la evolución esperada del tipo de cambio", opina Marx para quien el dólar "debe estabilizarse". Asimismo, los referentes del mercado local creen que aun hay margen para ganar con la tasa en pesos y con el carry trade. "Las tasas en pesos hoy siguen siendo muy positivas y aunque el dólar está buscando nuevo piso, no tengo dudas de que van a seguir bajando y que el carry trade sigue siendo buen negocio", dijo Martino.

El martes que viene será la colocación mensual de Lebacs. "Será importante mirar la inflación núcleo que no cede y los tres meses que siguen. Después de marzo, hacia el segundo trimestre veo la tasa por debajo del 25%", anticipó Marx. "La baja va a ser gradual hasta abril", concluye Redrado.

Marcela Pagano

Marcela Pagano

Registro Propiedad Intelectual: 5344702.

Propietario Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. © 1996-2018

Clarín.com - Clarín Digital - Todos los derechos reservados.


Marcelo



Por temor a la suba del dólar y de la inflación, el Banco Central fue cauto con el recorte de la tasa

Compartir en Redes Sociales