El gobierno chino avanza con la construcción dos hospitales en la ciudad de Wuhan para atender a los infectados por coronavirus. El gigante asiático ya tiene más de cien muertos por la enfermedad, más de 4500 casos detectados y unos 7 mil probables infectados, mientras que Wuhan, capital de la provincia de Hubei, puso en cuarentena a sus once millones de habitantes. 

El primero de los hospitales, que se construirán en apenas 10 días, se ubicará en la zona de Huoshenshan, a unos 20 kilómetros del centro de Wuhan. Se trata de módulos prefabricados en una superficie de 25 mil metros cuadrados y con capacidad para internar a mil pacientes. El segundo hospital se edifica en un predio de 30 mil metros cuadrados, en una de las orillas del río Yangtsé. 

En ambos casos, las obras se iniciaron el 24 de enero. El hospital de Huoshenshan abrirá sus puertas el 3 de febrero, mientras que el otro estará disponible el 5 de febrero.

Las obras se realizan sin descanso, con turnos de obreros que trabajan incluso de noche para terminar los edificios a la brevedad. La construcción en tiempo real puede seguirse aquí .

China ya tiene experiencia en obras de gran envergadura en un corto lapso de tiempo. En 2003, durante la epidemia del SARS, el Estado construyó el Hospital Xiaotangshan en una semana.

Wuhan es el principal epicentro de la enfermedad. Las autoridades coinciden en que el coronavirus se propagó en un mercado de mariscos de esa ciudad.

Los científicos chinos insisten en que los enfermos pueden contagiar el virus incluso antes de que se aparezcan los síntomas. La incubación, esto es, el lapso de tiempo entre la infección y el surgimiento de síntomas, puede ser de uno a catorce días.

 

El virus ya apareció en Taiwán, Malasia, Japón, Corea del Sur, Camboya, Singapur, Tailandia, Nepal, Sri Lanka, Australia, Canadá, Estados Unidos, Alemania y Francia.

 

EL MUNDO

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar