El presidente Alberto Fernández anticipó esta mañana que "no se va a flexibilizar" el aislamiento social preventivo y obligatorio por el coronavirus después del domingo 12 de abril. Por el contrario, advirtió que "en centros urbanos seremos mucho más estrictos".

Aseguró que "en la Ciudad, el Conurbano y los grandes centros urbanos va a haber ínfimas alteraciones" desde el lunes respecto a las restricciones- "Va a ser casi igual que ahora", completó.

“Estamos a mitad de camino, todavía no hemos logrado nada. Esta cuarentena ha salvado cientos de vidas humanas y tenemos que seguir adelante. No hay ningún levantamiento de cuarentena", remarcó. "Nos estamos preparando para momentos más difíciles, para más contagios", añadió.

"El control se ha relajado"

Fernández dijo que el gobierno ve "cierto relajamiento" en el cumplimiento delas medidas de aislamiento social y repitió que "no hay ningún levantamiento de la cuarentena" a partir del próximo lunes.

"El control se ha relajado, ayer le pedí a los ministros que se pongan más estrictos y hagan controlar caso por caso", dijo el Presidente en declaraciones a Canal 13, en las que agregó: "Necesito que la gente no circule, que no haya más de seis personas por colectivo".

Pico de contagios para mitad de mayo

El mandatario informó que los expertos médicos "estiman que el pico" de la enfermedad "se va a dar en la segunda quincena de mayo" y por eso la cuarentena "va a continuar". En muchos industriales hay preocupación por abrir las fábricas y hay cierta ansiedad que comprendo", dijo el mandatario pero pidió que "escuchen a los expertos para que se den cuenta de lo que pasa y cuáles son los riesgos".

"Estamos viendo focalizar algunas actividades que parecen tener menos riesgo para poder hacerse", adelantó el jefe de Estado y contó que en su reunión del martes con los gobernadores por videoconferencia les panteó su "preocupación por lo que uno ve en todo el país". 

 Consultado sobre cuándo va a realizar el anuncio sobre la extensión de la cuarentena, Alberto Fernández indicó que lo hará "cuando tenga claro el panorama en el Interior". "Los gobernadores quedaron en acercarme un poco de la información de cada lugar, qué elementos se podrían hacer. Todos estuvieron de acuerdo en prolongar la cuarentena", aseguró.

El uso de barbijos

Respecto al uso de barbijos, el Presidente sostuvo que el Gobierno se guía por los lineamientos de la OMS y dijo que no está previsto hacer obligatorio su uso. Sin embargo, planteó: "Si lo quieren usar, bienvenido sea; se protegen más". 

"La OMS fue cambiando su opinión. Inicialmente dijo que el barbijo solo servía para que el que estuviera infectado no transmita. Después fue diciendo que lo que abunda no daña. Si todos usan barbijo, mejor", dijo Fernández. Pero aclaró que "es muy difícil repartir barbijos a todos los argentinos".

En esa línea, afirmó que "si cubrimos nuestra boca y nuestra nariz ayudamos a que el contagio sea más difícil, y para eso podemos hacer barbijos caseros, y eso si la gente lo hace, bienvenido sea". 

Las compras de alimentos en Desarrollo Social

Alberto Fernández confirmó que resolvió que "se cambie todo el área de compras" del Ministerio de Desarrollo Social, que esta semana realizó una compra de alimentos para comedores que incluía dos ítems -aceite y azúcar- con precios por encima de los máximos oficiales.

El mandatario aseguró que "nadie se para frente al Estado" y sostuvo que, cuando habla de reformularlo, habla de "hacer un Estado honesto, inteligente e idóneo".

"No vamos a tolerar ningún tipo de conducta poco transparente", reafirmó y dijo que necesita "gente que trabaje y no pícaros, gente que no se equivoque". Agregó que  acordó con el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo "ser muy cuidadosos sobre a quién poner al frente del área para que no vuelve a repetirse".

EL MUNDO

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar