Desde Roma

En Italia, como está sucediendo en otros países de Europa -Gran Bretaña, Francia, Bélgica, España- y en Nueva York donde recientemente se descubrieron 15 casos, una enfermedad ya existente que afecta sobre todo a los niños, el síndrome de Kawasaki, se está manifestando más insistentemente en estos últimos meses, en la zonas donde el coronavirus ha sido más agresivo. 

En Francia se habla al menos de 20 casos, todos de niños que estuvieron en contacto con gente infectada por el coronavirus. En Italia, en la ciudad de Bergamo (región Lombardía, la más afectada por la covid-19) pero también en Génova (región de Liguria), algunos pediatras han detectado cinco o seis casos en tres semanas cuando generalmente se presentan ocho o nueve casos en todo el año, dijeron a la prensa. Por eso la Sociedad de Pediatras de Italia está tratando de monitorear la situación y para eso ha enviado una carta a 11.000 pediatras de todo el país y abierto un canal para que puedan enviar notificaciones sobre eventuales casos.

El síndrome de Kawasaki es una enfermedad rara -explicó a PáginaI12 la pediatra y neonatóloga experta en enfermedades infecciosas, Marta Bernassola-. Sin embargo, en las áreas más afectadas por el virus Sars Cov2 (el virus que provoca la enfermedad del coronavirus), en las últimas semanas se ha registrado un número inesperado de casos de síndrome de Kawasaki en niños que a su vez han resultado positivos al test de covid -19. Este fenómeno epidemiológico está siendo estudiado, no hay conclusiones todavía”. La pediatra recordó a su vez un dato interesante. “Durante la epidemia de Sars (2002-2004) ligada a un coronavirus (Sars covs) “pariente” del actual, algunos estudiosos ya habían señalado un aumento de los casos de síndrome de Kawasaki en las zonas más golpeadas”.

La doctora Bernassola, que estudió en Italia y en Inglaterra y trabajó varios años en África -en Sierra Leona -y hoy trabaja en el hospital Juan Pablo II de Olbia (isla de Cerdeña), describió el síndrome de Kawasaki como una enfermedad “caracterizada por una aguda inflamación de los pequeños vasos sanguíneos, en particular las arterias pequeñas”. “No se conoce la causa, que probablemente está ligada a varios factores. Si no está relacionada con otras enfermedades, puede curarse en 4 semanas. Pero puede tener algunas efectos peligrosos, por ejemplo dilatar las arterias coronarias hasta provocar un aneurisma con complicaciones cardíacas permanentes. Esta es la complicación más temida”, precisó.

- ¿Se manifiesta sólo en los niños o también en los adultos?

-Se manifiesta sobre todo en los niños pequeños pero puede afectar también a los adultos. Sus síntomas son fiebre pronunciada por más de cinco días y resistente a las terapias antifebriles y antibióticas. Entre otros síntomas presenta también erupciones cutáneas de vario tipo, enrojecimiento de los ojos, erupciones en la boca, hinchazón de los ganglios del cuello y la nuca, hinchazón de manos y pies.

- ¿Es curable está enfermedad?

-Sí, el síndrome de Kawasaki es curable. Para aplacar rápidamente el proceso inflamatorio son eficaces las inmunoglobulinas, utilizadas sobre todo para evitar el desarrollo de una enfermedad coronaria. El tratamiento debe ser rápido porque las alteraciones coronarias pueden desarrollarse en poco tiempo.

-¿Qué sugiere a los padres que pueden encontrarse ante un niño con estos síntomas?

-Sugiero en primer lugar confiar en un médico. Entiendo que ahora, con el coronavirus, mucha gente prefiere no ir al hospital o no salir con los niños de casa. Pero si la fiebre pasa los cinco días y el niño aparece cansado, con disturbios importantes, los padres no deben dudar ni un minuto en llevarlo al pediatra o al hospital. Un niño en este estado debe ser controlado en un ambiente médico. El Dr Google no está en condiciones de hacer un diagnóstico justo. Los médicos sí.

EL MUNDO

Por Elena Llorente

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar