El gobierno inauguró el Hospital René Favaloro, abandonado durante cuatro años por el macrismo

El gobierno inauguró el Hospital René Favaloro, abandonado durante cuatro años por el macrismo

Alberto Fernández participó por videoconferencia del acto junto al gobernador Axel Kicillof y el intendente local Fernando Espinoza. El importante centro de salud de Rafael Castillo, que suma más de 140 camas de internación en medio de la pandemia, estaba construido en un 90% desde diciembre de 2015.



El presidente Alberto Fernández encabezó por videoconferencia el acto de apertura de un hospital ubicado en el partido bonaerense de La Matanza que estará destinado a la atención de pacientes con coronavirus.

"Es muy difícil de entender que alguien haya elegido no poner en marcha un hospital de esta magnitud", dijo, en relación a los 4 años de abandono de la obra durante el gobierno de Mauricio Macri, y destacó que "el interés primero es cuidar la salud de las y los argentinos". 

En el acto también se pusieron en marcha cuatro nuevos centros asistenciales modulares de emergencia construidos en Mar del Plata, Chaco, Córdoba y Santa Fe. 

“No debe dudar ningún argentino ni ningún acreedor de que mientras que la pandemia exista, el gobierno va a estar al lado de los que más lo necesitan; somos muy conscientes de cuál es la prioridad: cuidar la salud de los argentinos y nadie nos va a doblegar en eso”, dijo Fernández. “Es muy difícil de entender que alguien haya elegido no poner en marcha un hospital de esta magnitud”, dijo el jefe de Estado al tiempo que resaltó la figura de Favaloro, de quien el establecimiento lleva el nombre.

Recordó que cuando Cristina Fernández de Kirchner terminó su gobierno, nadie quiso poner en marcha los hospitales construidos durante su gestión, decisión que le resultó “impactante” y que hoy lo llena de “orgullo” poder revertirla y poner esos establecimientos al servicio de “los sectores más débiles”, ya que su utilidad comienza con la pandemia pero continuará también cuando esta concluya.

“En cuatro meses, La Matanza tendrá un segundo hospital igual a este y nos pone muy contentos poder terminar con esas obras que inició Fernández de Kirchner y que durante cuatro años quedaron abandonadas”, dijo, al mismo tiempo que puso en marcha cuatro Hospitales Modulares en diferentes puntos del país.

En otro orden, el mandatario pidió a la gente “no enojarse” con quienes son “reticentes a la lógica de la apertura”, en referencia a gobernadores e intendentes que deben tomar medidas restrictivas frente a la pandemia porque están evitando que la gente “se contagie, se enferme y padezca”, ante el crecimiento de casos y fallecimientos.

En este sentido, se refirió al intendente de General Madariaga, Guillermo Montenegro, y a los marplatenses, en momentos en que crecen los casos en esa ciudad.

“Estamos muy lejos de haber pasado el problema de la pandemia y acercándonos al pico de contagios, lo que nos exige inaugurar todos estos hospitales, y tal vez otros, para poder atender a todos; hay que ser muy prudentes porque el virus está circulando”, advirtió.

Fernández expresó que el Gobierno “mira toda la película” en lugar de “fotografías aisladas” y señaló que “hay un foco en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que irradia contagio al resto del país y no podemos estar desatentos a esos”.

“Uno se da cuenta de que la lucha es larga, persistente y lo único que nos cuida es quedarnos en casa”, concluyó el jefe de Estado.

Fernández estuvo acompañado en Olivos por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y conectado a través de la videoconferencia con los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba) y Jorge Capitanich (Chaco), además del intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro.

“Mientras la gente se cuidaba en sus casas, el Gobierno construyó hospitales, convocó médicos, compró respiradores y se preparó para salvar vidas; es lo que nos encomendó el Presidente: estar a la altura del esfuerzo que hizo cada argentino”, dijo Katopodis en el acto.

El funcionario destacó que se reconoció ese esfuerzo “con trabajo serio y responsable” y apuntó que "estas obras definen, en cada una de las localidades, si colapsa o no el sistema de salud”.

También conectados desde La Matanza, participaron en el acto el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

“En el medio de esta tragedia (por la pandemia), hoy es un día alegre y de realizaciones”, evaluó Kicillof, al señalar que el hospital inaugurado “fue un monumento al abandono y a la desidia durante cuatro años” en la administración de Cambiemos, lo que consideró “imperdonable”.

El gobernador enfatizó que, “gracias a sus trabajadores”, a la anterior intendenta Verónica Magario, y al actual jefe comunal, Fernando Espinoza, el lugar “no fue saqueado y destruido como ocurrió con otros hospitales en las mismas condiciones”.

El presidente participó desde Olivos, mientras que de modo presencial estuvieron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el intendente local, Fernando Espinoza.

El Hospital General de Agudos Doctor René Favaloro, situado en la localidad de Rafael Castillo, cuenta con 144 camas de internación general y 14 de terapia intensiva. Sus instalaciones tienen un sector de guardia que atenderá las 24 horas, seis shock rooms para urgencias, guardia pediátrica y servicios de apoyo como laboratorio, diagnóstico por imágenes y consultorios externos.

POLITICA

https://www.tiempoar.com.ar/nota/el-presidente-inaugura-un-hospital-en-la-matanza-para-atender-casos-de-coronavirus


marcelo



El gobierno inauguró el Hospital René Favaloro, abandonado durante cuatro años por el macrismo

Compartir en Redes Sociales