El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, endureció este viernes su postura contra las restricciones para contener al coronavirus y recurrió al Tribunal Supremo para que limite el poder de suspender actividades económicas que tienen gobernadores y alcaldes.

En el marco de la fuerte crisis sanitaria que atraviesa el país, con un promedio de 2.000 muertos por día en las últimas dos semanas, el Gobierno se dirigió a la Corte Suprema para exigir que los decretos locales que restrinjan actividades y la circulación de personas sean aprobados previamente por los Legislativos regionales o municipales.

En la práctica, eso burocratizaría y hasta atrasaría la toma de decisiones sobre esas medidas, a las que Bolsonaro se opone desde el inicio de la pandemia, convencido de que el "desempleo y el hambre matan tanto como el virus".

Asimismo, el máximo mandatario anunció que no intervendrá en caso de que se produzca un estallido de desobediencia civil contra las cuarentenas impuestas por los gobernadores ante el colapso sanitario.

"Mi Ejército no va a salir a la calle para cumplir decretos (de cuarentena) de los gobernadores. Si el pueblo decide entrar en desobediencia civil, no les entregaré el Ejército ni por orden del Papa", amenazó a seguidores en la puerta del Palacio de la Alvorada.

Bolsonaro comparó a las cuarentenas con "dictaduras" y pronosticó "situaciones de caos" provocadas por "el hambre y la falta de empleo que ya está sintiendo el pueblo por esta idea de cerrar todo".

"Me culpan a mí como si fuera insensible frente a las muertes pero el hambre también mata, la depresión que causa suicidios en Brasil. ¿Dónde iremos a parar? ¿Será que la población está preparada para una acción del gobierno federal frente a eso?", cuestionó.

Y agregó: "El terreno para una dictadura es justamente el hambre y la miseria. Me gustaría que no llegara ese momento, pero terminará llegando".

"Yo tenía razón desde el principio. Ahora el intendente de Río de Janeiro (Eduardo Paes) prohíbe ir a la playa, cuando la vitamina D del sol es buena para prevenir casos graves de covid", subrayó.

Por otro lado, el jefe de Estado de Brasil elogió el plan de producción local de 20 millones de vacunas de AstraZeneca por mes que ejecutará a partir de abril el laboratorio público Fiocruz, al tiempo que defendió las partidas presupuestarias destinadas a comprar camas UTI en los estados y municipios. El laboratorio oficial Fiocruz admitió el martes que el país se encuentra en colapso hospitalario, el peor de su historia, y recomendó distanciamiento social. 

En otra parte de su descargo, reconoció que es "poco" el nuevo auxilio de emergencia de 52 dólares mensuales por cuatro meses que entregará a casi 40 millones de personas de baja renta.

EL MUNDO.

Logo Página 12
https://www.pagina12.com.ar/330540-jair-bolsonaro-le-pidio-a-la-corte-que-anule-las-cuarentenas